tipos de empuñaduras

Conoce los diferentes tipos de empuñaduras y perfecciona tu juego

A la hora de obtener un mayor control jugando a tenis o pádel, es fundamental conocer los diferentes tipos de empuñaduras que existen. Pero si una cosa nos queda clara, después de años de experiencia en Nacho Ros, es que las empuñaduras de cada jugador son particulares de esa persona.

Cada empuñadura tiene sus pros y contra

Por tanto, lo ideal es utilizar la empuñadura que te proporcione una mezcla entre control, consistencia y potencia para tu estilo de juego.

Factores que influyen en la empuñadura

En el momento de escoger la empuñadura que mejor se adapte a ti, debes tener en consideración los siguientes factores.

  • Los diferentes botes según la superficie en la que se juegue.
  • La necesidad de devolver pelotas a distintas alturas.
  • El deseo de añadir efectos diferentes a la pelota.
  • Si se golpea la pelota al subir o al bajar.
  • Si se juega con una o dos manos.

Sin embargo, hay empuñaduras que parecen producir mejores resultados con determinados golpes. Si tuviéramos que escoger una sola empuñadura para cada parte del juego, serían estas:

  • Derecha: semi-oeste.
  • Revés a una mano: este o semi-oeste para imprimir mayor efecto.
  • Revés a dos manos: este para mano superior y continental para mano inferior.
  • Servicio: entre continental y este.

Cuando un jugador ejecuta un golpe especial (derecha en carrera, golpe defensivo, cortado, dejada) su empuñadura puede cambiar. Hay empuñaduras que funcionan mejor para golpes cortados, bolas con efecto liftado o el saque con kick.

De todos modos, hay que tener en cuenta que la edad del tenista también influye en nuestras recomendaciones para estos golpes. Por ejemplo, para los niños más pequeños normalmente recomendamos una empuñadura este de derecha.

tipos de empuñaduras

Para adoptar las distintas empuñaduras, basta con colocar la base palmar del índice y la zona o la eminencia hipotenar de la mano con las marcas señaladas en la foto de arriba.

Así te asegurarás de que la mano esté correctamente alineada sobre la empuñadura.

Además, independientemente de la empuñadura que elijas, utilizar la presión correcta es de gran importancia. Sujetar la raqueta con demasiada fuerza nos quitará flexibilidad. Nuestro consejo es que mantengas tu mano relajada, sobre todo entre golpe y golpe, para que la raqueta realice su verdadera función.

Tipos de empuñaduras

Como hemos mencionado anteriormente, existen diferentes tipos de empuñaduras. Conocerlas te ayudará a escoger la que mejor se adapte a tu juego.

Empuñadura continental

Hace tiempo, la empuñadura continental era universal debido a que las raquetas eran excesivamente pesadas y se utilizaba para ejecutar todos tipo de golpes: derecha, revés, golpes cortados, golpes especiales, servicio, etc.

Hoy en día, la empuñadura continental se utiliza para realizar dejadas, voleas, servicio, smash y todos aquellos golpes que se realicen por encima de la cabeza.

También, jugadores de gran nivel la suelen utilizar cuando llegan muy forzados a una pelota y golpean en carrera. En este caso, les permite ganar tiempo realizando un golpe lento y cortado con efecto de retroceso al fondo de la pista de su rival.

Pros:

  • Pelotas bajas y con ángulo.
  • Transición o golpes de aproximación a la red.
  • Saque y volea.
  • Encontrar el efecto cortado tanto de fondo como en las voleas y servicios.

Contras:

  • Bolas altas.
  • Es difícil encontrar el efecto liftado.
  • Cuesta encontrar potencia en los golpes de fondo.
  • Requiere mucha coordinación.
  • Antebrazo débil.

Empuñadura este

A medida que las superficies de juego cambiaron de hierba o con poco bote a superficies duras o de tierra batida donde la pelota tiene un bote más alto, los jugadores buscaron realizar golpes de fondo de pista más agresivos, con mayor margen de error.

La empuñadura este ofrece flexibilidad para los estilos individuales, comodidad a los principiantes y versatilidad en todas las superficies. Es la que resulta más sencilla de aprender y la más utilizada para la derecha.

Pros:

  • Fácil para principiantes.
  • Bastante fácil para generar potencia.
  • Pelotas a la altura de la cintura.
  • Adaptable a distintas superficies.
  • Variedad de golpes: liftados, cortados y derechas planas.

Contras:

  • Difícil de acomodar con bolas altas.

Asimismo, suele ser utilizada en fases de iniciación o con gente que tiene poca fuerza para realizar el servicio y golpes cortados.

Empuñadura semi-oeste

El juego se ha vuelto mucho más potente y además hay que defenderse de golpes liftados profundos, pesados e incisivos y de saques con kick. Muchos jugadores profesionales han adaptado sus empuñaduras para devolver estos tiros con una empuñadura semi-oeste.

Esta empuñadura permite al jugador golpear a la pelota mientras está subiendo y contestar pelotas que botan muy altas, imprimiendo una gran aceleración a la cabeza de la raqueta.

Pros:

  • Pelotas a la altura del hombro.
  • Golpes liftados con peso desde el fondo de la pista.
  • Golpes fuertes, con mucho efecto y peso.
  • Voleas de largo recorrido.
  • Oculta la intención del golpe.

Contras:

  • Pelotas bajas.
  • Difícil para hacer dejadas cortadas.
  • Difícil para volear bolas muy bajas.
  • Requiere un cambio drástico de empuñadura.

Empuñadura oeste

Esta empuñadura nació en las pistas de cemento del oeste de los EEUU, en las que las bolas botaban muy altas. En inconveniente de esta empuñadura es que cierra la cara de la raqueta demasiado pronto antes del impacto con la pelota.

Es una empuñadura excelente para bolas altas y liftados, pero resulta extraña con pelotas bajas y cortadas.

Para tener éxito en el juego utilizando esta empuñadura se requiere una posición de golpeo muy sólida, un antebrazo fuerte, una gran aceleración de la cabeza de la raqueta y un acompañamiento del golpe hacia el objetivo con una terminación a la altura de la cintura, aproximadamente.

Pros:

  • Mejor con bolas altas.
  • Permite atacar las pelotas con bote alto.
  • Puede imprimir una gran velocidad a la cabeza de la raqueta.
  • Buena para realizar globos liftados y los ángulos con pelotas a media altura.

Contras:

  • Es muy difícil levantar pelotas bajas.
  • No se pueden hacer golpes cortados o dejada.
  • Requiere un cambio drástico de empuñadura.
  • Es más difícil controlar la dirección de la bola.

En resumidas cuentas, quien mejor te puede aconsejar es un experto en la materia que te enseñe a utilizar la mejor empuñadura dependiendo de tus características y habilidades.

Si quieres conseguirlo con los mejores, en Escuela Nacho Ros contamos con grandes profesionales del tenis y pádel para ayudarte a perfeccionar tu técnica hasta conseguir un control absoluto de tu juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba