La importancia del ejercicio para los niños

La importancia del ejercicio para los niños

El ejercicio para los niños, es algo que preocupa o interesa a muchos padres que quieren para sus hijos el mejor desarrollo físico, mental y social posible.

Las modalidades deportivas, a ser posible aquellas que favorezcan la interacción con iguales, son altamente positivas para este objetivo.  A continuación, vamos a profundizar en por qué es importante hacer deporte para los niños y cuales son los beneficios que aporta.

Por qué es importante hacer ejercicio para los niños

Hacer deporte cuando eres niños es crucial para un buen desarrollo. La infancia es un momento crucial en la vida de cualquier persona, pues el desarrollo físico y psíquico está en su máximo esplendor.

El ejercicio, y más concretamente las modalidades deportivas, sean cuales sean, les ayudarán a tener más conciencia sobre su propio cuerpo y fomenta la autoestima.

Si además el deporte es en grupo, como ocurre con los deportes de equipo, o el pádel porque se juega en parejas, e incluso el tenis si se trata de clases grupales, esto les permite integrarse en un entorno social de hábitos saludables.

La infancia es el momento en el que más puede aprender una persona a adquirir rutinas saludables, y hacer deporte, para los niños, sin duda lo es.

Beneficios del deporte para los niños

Los beneficios del deporte para los niños se pueden agrupar en diferentes escalas: a nivel físico, a nivel mental y desde un punto de vista social.

Apartado físico, el deporte y la salud en los niños

En el ámbito físico, los niños aumentan y mejoran sus habilidades motoras, ven cómo van adquiriendo más habilidades y potencian un crecimiento más saludable de huesos y músculos.

ejercicio para los niños

Además, en caso de que exista algún defecto físico, como problemas al caminar, con un entrenamiento diseñado específicamente, se pueden corregir malas posturas.

Otro aspecto clave es que el ejercicio físico aleja a los pequeños del sedentarismo, reduciendo el tiempo que pasan frente a las pantallas. Finalmente, duermen mejor y adquieren mejores hábitos de descanso.

Plano mental y social

La práctica de algún deporte habilita a los niños a seguir las reglas de conducta y comportamiento, así como a crear hábitos. Les ayuda también a socializar mejor y adquirir habilidades para las interacciones sociales.

Por último, en el ámbito académico y escolar, el aprendizaje de un deporte les puede ayudar a mejorar su capacidad de concentración, memorización y resolución.

A qué edad se recomienda empezar a hacer deporte

Los niños pueden empezar a hacer ejercicio físico desde la más tierna infancia. Cuando son menores de dos años hay que favorecer el juego libre, el movimiento descontrolado, para que vayan adquiriendo nociones de equilibrio y capacidades psicomotrices.

Si son un poco más mayores, de tres a cinco años, pueden saltar, correr, montar en triciclo y aprender a través de juegos.

De ahí hasta los siete años ya serán capaces de aprender más sobre coordinación y equilibrio y es entonces cuando podrán iniciarse en modalidades como los deportes de equipo, el atletismo, los deportes de raqueta, gimnasia y natación o los deportes de contacto, pero en este último caso sin competir.

 

Estos son los principales argumentos que dan respuesta a por qué es importante hacer ejercicio para los niños.

Su desarrollo íntegro a nivel físico y mental depende en gran parte de esta práctica, pero sobre todo de que sean felices con la actividad física que más les apetezca en cada momento.

Por tanto, si los pequeños de la casa muestran interés por los deportes con raqueta, la Escuela de Nacho Ros es tu mejor opción. Aprenderán grandes valores deportivos y ganarán en coordinación, numerosos beneficios para su completo desarrollo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba